AE emocionales

Pura emoción contenida en botecitos


El olfato está conectado directamente con nuestro sistema límbico. No tiene filtro: primero llega el olor, reaccionamos y después interpretamos su mensaje.


Las moléculas que componen los aceites esenciales pueden ayudarnos a cambiar nuestro estado de ánimo, bien por estimular un recuerdo, bien por activar una parte del sistema límbico o bien por darnos ese apoyo necesario para enfrentarnos a ciertas situaciones. Por este motivo (y muchos otros) los AE son grandes herramientas para enfrentarnos a nuestros miedos o bloqueos.


Los temas emocionales se pueden trabajar de muchísimas maneras. No existe UN protocolo estandard para nadie ni los aceites trabajan de igual manera en todas las personas.


Elige un aceite o mezcla que te haga vibrar o bien realiza un trabajo más completo como el Viaje Feelings®. Tu eliges.


Young Living lleva años investigando para conseguir sinergias que nos pueden ayudar a gestionar emociones concretas. Te invito a conocer algunas. Yo los considero mis pequeños tesoros.